Make your own free website on Tripod.com


   A R T Í C U L O   

  Entrevista a Edith


    Edith González
    desea por novio
    a un Cyrano


ARTÍCULOS
 

E N T R E V I S T A   -   E l   U n i v e r s a l

NO  SE  CONFORMA 

Edith González es una mujer afortunada en todo.

— En primer lugar porque en este país tener trabajo es ser afortunado y de eso hay que darle gracias a Dios y en segundo lugar por estar sana y viva. Encima de todo, trabajo en lo que quiero. Es un trabajo difícil, pero tengo la libertad para hacer lo que me gusta, hasta cierto punto. Creo que soy afotunada como cualquier ser humano que está vivo.

Sin embargo, Edith ha sentido que algo o alguien le ha hecho sombra.

— Nunca falta el negrito en el arroz. En el momento te afecta, pero después lo tomas con calma. Ni modo, como dirían en mi rancho, tomó las cosas con filosofía. La vida en general hay que tomarla con filosofía, cada cosa en su justo medio.

Edith quien actualmente da a vida a Lorna Madrigal en la telenovela La sombra del otro, es un mujer guapa. Ella asegura que ser atractiva no le ha servido, ni le a perjudicado en su carrera, sino todo lo contrario.

— De entrada no me considero bella y cambio dependiendo de cada personaje. Para entrar en Salón México tuve problemas, porque no encajaba mi físico con el de una fichera de los años 30' s. Padecí mucho por mis características físicas. Para hacer el personaje me rasuré las cejas, al principio eché pestes; pero cuando ves el resultado vale la pena, la dignidad, el cariño y la entrega con que se hizo es padre, te da emoción.

Al preguntarle si posaría desnuda para una revista de caballeros dijo que no, sin embargo comentó que si se desnudaría en cine.

— Nunca me lo han ofrecido, pero no aceptaría. Si es padre, que te consideren sexy, etérea. Es bonito cuando alguien lo puede ver en otra persona. En cine chance me desnudaría, quien sabe, depende del guión.

¿Hay algo en tu carrera que no te guste?

— Las sesiones de maquillaje y peinado, eso me choca, en términos generales me gusta todo.

¿Que es lo que más te llena de satisfacción?

— Ver una escena bien hecha, no hay cosa más emocionante dentro de la carrera que decir cumplí.

¿Estás acostumbrada al éxito?

— Quien sabe que chirriones sea el éxito, es relativo. Es difícl enteder, el éxito es un juego. No quiere decir que lo haya entendido. El éxito es un trabajo bien hecho, aunque a veces se gana perdiendo. Si vas a hacer algo digno y lo van a ver es el colmo de la satisfacciones, ¡qué rico!.

¿Tu carrera ha estado llena de aciertos o has tenido cosas que lamentar?

— Ha habido de todo, pero me he esforzado porque haya más aciertos.

¿El ser actriz te ha impedido llevar una vida normal?

— Mi vida es bastante normal, voy a cualquier lugar como cualquier persona porque soy cualquier persona. Los actores mismos se van poniendo trabas. Nadie tiene la obligación de conocerte, lo que recibas es por demás. Como actor te vas limitando solito. En un lugar público si nadie te pide autógrafo te pones nervioso, pero nadie tiene la obligación de quererte, de admirarte; en la medida que entiendas eso es más llevadera la vida. Yo no he sacrificado nada, lo mismo voy al futbol que al salón Los Angeles a bailar con el que me saque hasta parezco fichera.

¿Te sientes realizada como mujer, te gustaría casarte?

— Me siento realizada en ambos terrenos, llevo una vida equilibrada dento de todo. Si me gustaría casarme, pero no se si podré hacerlo. Ahorita estoy tranquila y sola. Los noventas es una época de soledad, es difícil tener una pareja. Si trabajas es más difícil. Una señora que trabaja en el nivel que sea es independiente por pobre que sea. Se cuestiona la posición masculina de la pareja y hay problemas. Si tu carrera es pública es más difícil obviamente.

¿Qué te faltaría para realizarte como actriz?

— Hacer más cine, teatro y televisión, producciones bellas y dignas. He hecho cosas importante de Zorrilla, Víctor Hugo, Checov, Pirandello, pero quiero más.

¿Eres ambiciosa?

— No soy conformista. No voy ni al principio, ni al final de mi carrera, no se que tan largo es el camino, pero cada día doy un paso más.

¿Lanzarte como cantante es por hobbie?

— Es algo muy serio, sobre todo por la calidad de comunicación que puedas tener con el público. No quiero canciones que hablen de amor, sino de cosas cotidianas, que hablen de problemas femeninos, sin llegar a ser feminista. La prensa es muy dura con los actores que cantan y a los cantantes que actúan les aplauden. Mi lanzamiento será para el año que entra.

¿Cómo te gustan los hombres?

— La fealdad y la belleza acaban en los primeros cinco minutos. Cyrano de Bergerac es mi novio, con un alma así caes rendida a sus pies. Lo que más me gusta de una persona es su boca.

Finalmente, comentó que en breve comenzará una nueva telenovela original de José Rendón y María Zaratini y una obra de teatro con Tina Galindo.


El Universal (Mayo de 1996)



    H O M E