Make your own free website on Tripod.com


   A R T Í C U L O   

  Entrevista a Edith
    en 4 partes



Notas relacionadas:

  Estrella con
     estrella
  El sube y baja de
     la fama
  'Soy una estrella'


ARTÍCULOS
 

E N T R E V I S T A   2   -   I n f o s e l

SIN  BANDERAS 

Con Edith los temas no se acaban, siempre hay opiniones interesantes, aunque no se ha explorado como conferencista, panelista o abanderada de un movimiento.

— Sí, quizá ha hecho falta hacer toda una campaña de tal y tal, pero no creo en ese tipo de altruismo, que no se centra no en la causa en sí, sino en la bandera, porque se vuelve el movimiento de fulano de tal y a esa gente no le importa lo que está apoyando, sino tomar la campaña como trampolín para su propia publicidad. Eso es algo que no respeto mucho.

— A lo que me inviten voy, siempre y cuando yo confíe que la gente es decente. Hace poco me invitaron a sembrar arbolitos con niños de la calle; llegué y había todo menos niños de la calle, y fue muy molesto para mí; me sentí terriblemente usada; eran pequeños de La Condesa que viven en hogares; son sorpresas y no voy a sacrificar un día de descanso por niños a los que no les va ni les viene.

Al igual que en los asuntos amorosos, Edith considera que el altruismo es una cuestión privada.

— No quiero publicidad personal. Lo que más me gusta en la vida son los niños y los animales y hay mil cosas para ayudar, pero sin ser la abanderada.

— Por ejemplo, las famosas minas de Yugoslavia ya no fueron de ahí sino de Lady Diana; qué linda, qué mona, pero ya tomó otra proporción el problema; ya no es la causa en sí, sino la causa de tal persona.


Infosel (Abril de 1999)



    H O M E